Pasar una noche en el Gran Cañón del Colorado

Un esfuerzo en pleno desierto que tiene la recompensa de una imagen que se te graba de por vida. Llegar no es sencillo y planificar tu tiempo allí tampoco. Es un lugar de grandes contrastes. La luz del amanecer apenas dura unos minutos, mientras que la del atardecer, si las lluvias repentinas lo permiten, cambia con cada minuto durante un par de horas hasta que el mar de estrellas hace aparición. Hay mil miradores, infinidad de ángulos y muchos momentos. Hablar de una ruta es imposible, aunque algún día prepararé mis pequeñas recomendaciones para aquellos que decidan pasar, al menos, una noche junto a una de las grandes maravillas del mundo.

Pasar una noche en el Gran Cañón del ColoradoCarlosLN
00

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *