Death Valley: Viajando a 60 grados de temperatura (1 de 3)

Siempre había oído las historias acerca de los desiertos del oeste norteamericano, de la dureza de sus condiciones climáticas, de su calor asfixiante y de la ausencia de vida allá por donde miraras. Pero todo se queda corto cuando llegas al famoso “valle de la muerte“. El Death Valley es tan asombroso como uno se puede imaginar. Allí no hay vida posible, apenas hay turistas y solamente un par de poblados formados por apenas media docena de casas cada uno.

Récord de temperatura en Estados Unidos de 57ºC a la sombra allá por principios del S.XX.

El lugar más bajo de Norteamérica con 87 metros bajo el nivel del mar en Badwater. Un lugar donde muchos años no llueve más de 20mm de agua al año, donde no hay casetas, ni árboles, ni una sombra. Hay veranos en los que encadenan 40 o 50 días consecutivos con temperaturas máximas de más de 45ºC a la sobra. Al sol, se suelen a sobrepasar con facilidad los 60ºC. Es un mar de sal en medio de un desierto que una vez fue una lengua del océano. Su nombre hace honor al entorno.

En nuestro viaje partíamos de Las Vegas, y nos adentrábamos con un cascajo de coche en un lugar en el que no sabíamos si habría algún turista más o en el que íbamos a ser de esos turistas incautos que con frecuencia uno ve en las noticias de las 3 y media en la sección de sucesos. Compramos agua, mucha agua, llenamos el depósito del coche hasta arriba y nos adentramos en el valle.

Esta imagen está tomada desde el mirador llamado Dante´s View, un lugar elevado que permite comprender la locura de lugar en el que nos íbamos a meter.

Al final salimos vivos, pero los 47ºC a la sombra que nos hicieron compañía durante toda la visita fueron bastante duros. Continuará.

Un abrazo.

Death Valley: Viajando a 60 grados de temperatura (1 de 3)CarlosLN
00

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *