Por qué hacer un amanecer en Canadá?

Un viaje inolvidable. Las Rocosas canadienses tienen algo único.

Una gran experiencia, un increíble país y una genial compañía. No se puede pedir más. Bueno sí, dedicarle por lo menos un par de meses más para descubrir la magia y el encanto de cada rincón.

Si me tuviese que quedar con los mejores momentos fotográficos del viaje, sin duda me quedaría con los amaneceres. Acostarse a las 12 y levantarse a las 5am supone un sacrificio muy grande, sobre todo si lo haces uno de cada dos días durante más de una semana. Pero tengo que reconocer que la recompensa ha estado a la altura del esfuerzo. Volverte a casa a las 9am con los deberes fotográficos hechos es una satisfacción y si, además, has pasado la mañana en buena compañía, todavía mejor.

Cuando pensaba en Canadá, se me venía a la mente esa imagen de un lago en calma, con las montañas reflejadas en el agua, una leve capa de niebla y enormes árboles que llegan hasta el mismo borde. Efectivamente, no son imaginaciones. Ese Canadá existe, aunque quizás haya que buscarlo muy de madrugada y a 5 grados de temperatura en pleno agosto.

Sin esfuerzo nunca hay recompensa.

Un abrazo.

Por qué hacer un amanecer en Canadá?CarlosLN
40

4 comments on "Por qué hacer un amanecer en Canadá?"

  1. Hola compañero!!

    Me alegro de que disfrutáramos de esos amaneceres! Yo aún diría más… ver un amanecer siempre merece la pena; aunque no se hagan fotos. A mi al menos, siempre me deja la sensación de estar aprovechando la vida.
    Muy bonita la foto.. Enhorabuena

  2. CarlosLN on

    Tienes toda la razón. Sea cual sea el objetivo, levantarse para ver un amanecer siempre es un lujazo.

    Espero que pronto podamos repetir alguno, aunque me he buscado una compañera que se está empezando a animar con la fotografía de amaneceres, no digo nada… jeje.

  3. Sobre todo amaneceres en sitios que no quedan tan cerca de casa, ¿verdad? y puntualizo, amaneceres acompañados por amigos, un mantel, un termo con leche caliente y galletas también están de vicio. Gracias por el enlace, por fin, a 14/11/10. Vaya trabajo que has hecho , ¡¡enhorabuena!!

  4. CarlosLN on

    Tienes toda la razón, Marta. Sobre todo amaneceres acompañados de amigos, un mantel y un termo con leche caliente… jeje. Así da gusto madrugar en la montaña… sois geniales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *