Cuando un amigo te llama

Son de esas cosas que no suelo hacer a menudo. En mi caso, la fotografía acaba siendo un trabajo solitario. Pero cuando un amigo te llama un viernes y te anima a hacer cualquier plan fotográfico, no se duda, se hace.

Ésta es una de esas tardes de final de verano que se convierten en grandes recuerdos no por las fotos que te traes, sino por el buen rato que pasas. Lástima no poder dedicarle algo más de tiempo a esta gran afición…

Un abrazo

Cuando un amigo te llamaCarlosLN
02

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *