Motos de nieve en Levi – Kittila

Viaje en marcha. Con esto de venir tan bien acompañado a las tierras polares, he cambiado la rutina fotográfica por actividades que nunca haría solo, como la de montar en moto de nieve. Una experiencia que, a simple vista, me parecía poco interesante ha terminado siendo uno de los mejores recuerdos que me guardo de esas tierras.

Decidí alquilar la moto antes de partir para la Laponia ya que había leído en algún foro que era frecuente quedarse sin una sola libre. También había leído acerca de los riesgos y precauciones a la hora de coger una moto de nieve, más aún teniendo en cuenta que ninguno de los dos habíamos cogido antes una moto (de ningún tipo). Y la idea fue un acierto, porque intentamos cambiar la reserva una vez vimos que podría venirnos mejor alquilarla otro día, pero nos dijeron que no tenían ni una moto libre en toda la semana.

Al principio cuesta cogerle el truco, pero con el tiempo pasas a disfrutar como un loco. La sensación de conducir una máquina tan pesada sobre una delgada (pero suficiente) capa de hielo de un lago helado es tremenda, muy recomendable. No nos hizo un gran día, es más, estuvo nublado todo el día, pero pudimos hacer una ruta más que suficiente, conduciendo los dos y parando varias veces para hacer fotos y tomar algún te caliente con pastas.

En total, más de 60km por caminos por el bosque que nos permitieron olvidar, por un momento, el mal tiempo que estábamos teniendo.

Snowmobile at top of Levi mountain

Llevar la cámara encima es complicado, además de un auténtico peligro en caso de accidente, pero se puede llevar en la parte trasera de la moto enganchada. Eso sí, aconsejo algún plástico protector para la mochila para que no le entre nada de nieve dentro. Nosotros la atamos con las cinchas de la propia mochila y un par de mosquetones que siempre llevo encima.

La empresa de motos de nieve fue Levin Tunturilomat (http://www.levintunturilomat.fi) y la moto que elegimos fue la Yamaha Venture 500 porque era con la que mejor podíamos llevar la mochila e ir los dos en condiciones seguras. Te prestan ropa extra de nieve, así como guantes, casco y braga de cabeza y cuello. Crees que no te va a hacer falta porque estás a -3º y llevas tu ropa, pero menos mal que te lo dan, porque a 50km por hora el viento corta…!

Toda una experiencia que ojalá podamos repetir alguna vez.

CarlosLN

 

 

Motos de nieve en Levi - KittilaCarlosLN
00

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *