Subidas a Peñalara

Cada invierno suelen producirse una o dos grandes nevadas en las montañas madrileñas/segovianas del Sistema Central. Cuando alguna de ellas llega un jueves o un viernes, el espectáculo para el fin de semana está asegurado. Un buen madrugón, un paseo en coche, buena ropa de abrigo (en alguna ocasión me he encontrado por debajo de los -10º), algo de comida y el equipo fotográfico completo, y en entretenimiento está asegurado.

Siempre me había propuesto subir cuando el día fuese bueno, bastante despejado. Pero en esta ocasión amaneció todavía nublado. Aún así, hay que intentarlo, porque muchas veces, tras esas tormentas suele venir un espectáculo mayor. En esta ocasión fue así. Reconozco que al subir de noche, me cuesta plantearme hacer el loco por la montaña, tampoco soy de esos, pero algo de aventura hay que ponerle.

Esquiador de fondo en Cotos

Subí a las 6:30am y llegué a Cotos a las 7:15am. La mañana empezó muy fría y muy cerrada, con una niebla que apenas dejaba ver unos metros de distancia. Decidí tirar hacia arriba a sabiendas de que tampoco soy un experto montañero, pero la zona más o menos la conozco. Seguí los pasos de algún esquiador de fondo tempranero y me animé.

Las anteriores veces siempre me había quedado en la falda de la montaña por la subida desde Cotos, pero esta vez decidí ir un poco más allá. Y el resultado fue espectacular. La niebla se disipó, pude ver el circo de Peñalara y disfrutar de uno de los mejores amaneceres que he visto y fotografiado.

IMG_7015-cln

Esta experiencia quedará entre mis recuerdos, aunque está claro que solamente es un aperitivo del viaje a la Laponia finlandesa que haremos en las próximas semanas.

 

CarlosLN.

Subidas a PeñalaraCarlosLN
00

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *